El síndrome de abstinencia de la heroína provoca efectos muy desagradables en las personas que consumen. Esta experiencia traumática hace que se vuelva al consumo para paliar los dolores del síndrome, y en ocasiones con una dosis más alta de la normal. 

La adicción a la heroína es un círculo vicioso que solo puede terminar en manos de profesionales en el tratamiento de adicciones. 

Adicción a la heroína

La heroína es una de las sustancias más adictivas que podemos encontrar en el mundo. Es el opiáceo más consumido por su gran asequibilidad y por su rápida acción adictiva. La gran mayoría de personas consumidoras de heroína acabarán sufriendo las consecuencias de su adicción. 

Al pertenecer al grupo de los opiáceos, los efectos de la heroína son analgésicos, relajantes, hipnóticos o euforizantes. Estos efectos tan placenteros son el reclamo perfecto para que la persona repita el consumo, y corra más riesgo de sufrir una adicción. 

El consumo de heroína, puede causar efectos muy negativos a corto y largo plazo. A corto plazo podemos identificar las siguientes consecuencias del consumo:

  • Tolerancia y dependencia a la sustancia
  • Trastornos alimenticios
  • Peligro de contraer enfermedades infecciosas
  • Insomnio
  • Vómitos o diarrea
  • Dolor muscular

Los efectos a largo plazo son mucho más graves que los que hemos citado. El consumo de heroína puede provocar la aparición de problemas o enfermedades graves cómo infecciones del corazón e incluso un riesgo de fallecimiento por sobredosis muy alto. La heroína crea una gran dependencia y las dosis aumentan en poco tiempo. 

consumo de heroina

 

Síndrome de abstinencia de la heroína

Cuando una persona consumidora de heroína, cesa su consumo durante un tiempo prolongado, aparece el conocido síndrome de abstinencia. En el caso de la heroína incluso con una disminución de las dosis, el síndrome de abstinencia comienza a aparecer con síntomas cómo: 

  • Ansiedad
  • Deseo fuerte de consumir
  • Taquicardias
  • Escalofríos
  • Hipertensión
  • Vómitos 
  • Diarrea 
  • Depresión
  • Insomnio

Los síntomas del síndrome de abstinencia de la heroína son tan fuertes, que la mayoría de los adictos recurren a aumentar la dosis para paliar los efectos de la abstinencia. Esto supone un peligro añadido, puesto que al aumentar la dosis junto con ese ansia por consumir, la muerte por sobredosis es un peligro latente. 

Tratamiento de adicción a la heroína

La adicción a la heroína es un problema que ha causado estragos muy graves en nuestra sociedad. Muchas familias han perdido a alguno de sus miembros por la adicción a la heroína que causó una época negra en nuestra historia. 

Las adicciones no son algo que se deba tomar a la ligera y menos cuando se trata de una adicción tan peligrosa. La adicción es una enfermedad que puede provocar consecuencias muy graves tanto en la salud cómo en la vida diaria de las personas y de quienes les rodean. 

En Tibbon conocemos muy bien como la adicción puede afectar y por eso nos dedicamos a ayudar a las personas que sufren por la adicción a recuperar su vida y mantenerse alejado de las adicciones. Con la ayuda de profesionales en el tratamiento de adicciones puedes recuperar tu vida. 

Contacta con nosotros si necesitas ayuda contra tu adicción a la heroína. La primera consulta es gratuita.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Llamar ahora