Hay mucha droga en la calle y si bien es cierto que muchos jóvenes no toman, otro tanto por ciento sí que lo hace. Si su hijo pertenece a este porcentaje, probablemente se haya preguntado porqué consume sustancias psicotrópicas. Hoy nos acercamos a conocer los motivos por los que los jóvenes y en concreto su hijo consume drogas.

¿Por qué mi hijo consume drogas?

Las sustancias comienza a tomarse en la juventud. Los especialistas dan por supuesto que ser joven ya reúne un montón de factores de riesgo para el comienzo del consumo. Hoy vemos qué influye para llegar hasta este punto, de saber que tu hijo consume drogas

Los jóvenes y las drogas

Las primeras que se prueban son el tabaco y el alcohol, legales, pero van a la par con el cannabis, que es ilegal. Entre los 13 y los 15 es la edad de inicio para este tipo de sustancias. A partir de los 16 pierden el miedo a la cocaína, las anfetaminas, el LSD, los opiáceos y a partir de los 18, el éxtasis queda definitivamente ligado a su ritual de fiesta.

  1. Es la edad de buscar nuevas sensaciones, entre ellas el placer. Y en este campo las drogas ganan. Actúan sobre los circuitos de recompensa del cerebro provocando un aumento desorbitado de la sensación de placer, por la activación de la dopamina y otros neurotransmisores. Y las consecuencias negativas se descubren tarde.
  2. La reafirmación en busca de su propia identidad se establece contra lo conocido, contra el sistema, al que pertenece la familiaSienten que necesitan marcar esa diferencia, y eso por un lado, hace que empiezan a generar sus propias opiniones políticas y por otro lado, que quieran distanciarse del rol social que representan sus padres.
  3. Básicamente porque están buscando su propio espacio. En este sentido, el consumo de sustancias genera identidad de grupo de una forma muy fácil y potente. Drogarse tiene sentido.
  4. Es el momento en que se establecen las primeras relaciones sociales y se comienza a salir. Y desde luego lo que los jóvenes ven en la calle es mucho consumo de drogas legales institucionalizadas  y mucho desfase.
  5. Las drogas desinhiben, dan euforia y es uno de los motivos por los que muchos se acercan a ellas. Porque hacen sentir que se puede: se puede socializar, se puede ligar, te hacen hablar más, se es más abierto, te ríes porque sí, etc.

 

hijo consume drogas

 

Por qué «prohibir» es una mala idea si tu hijo consume drogas

En el tema de drogas, prohibir no sirve de nada porque:

  • Si está prohibido, va a tener más atractivo para ellosEs el momento en que los jóvenes sienten la necesidad de rebelarse. Están atravesando una serie de cambios hormonales y neurológicos y es una consecuencia de este proceso natural.
  • Lo ven incoherente, ya que muchos adultos toman drogas institucionalizadas, como alcohol y tabaco. No somos buen ejemplo como sociedad.
  • La imagen positiva les llega de muchas manerasHay mucha apología y falsos mitos en torno a ellas. En la era de la información, podemos encontrar para todos los gustos y cada uno se acoge a lo que refuerza lo que ya cree. En Internet pueden comprar de todo además.
  • El consumo de psicoactivos se ha banalizado bastante. Los adultos utilizan la frase ”tontear con las drogas” y esto le quita importancia. Cuanto menor riesgo le ven porque se minimiza, mayores serán los consumos y más facilidad hay de que se desarrolle la enfermedad. Hablamos de adicción, que a día de hoy es tratada epidemiológicamente.
  • Muchos jóvenes consumen alcohol y cannabis a diario y las familias no son conscientes de hasta qué punto se puede convertir en una enfermedad. No conocen los riesgos y peligros que entraña la experimentación y el consumo abusivo de sustancias. Por tanto, no tienen argumentos que les respalde. 
  • Las drogas ya no pertenecen a sectores marginales ni llevan asociados un estigma social. Así que no se percibe como un problema hasta que es tarde y se ha desarrollado la dependencia. Entonces, es cuando las consecuencias negativas son tan evidentes que no se pueden ocultar. Hasta entonces, y esto puede ser cuestión de meses o años, lo que perciben los jóvenes es que la gente se droga y no pasa nada. Sólo un tanto por ciento de consumidores va a desarrollar adicción. Sin embargo esa no es la única consecuencia negativa del consumo de drogas, hay otras muchas sin llegar a la dependencia.
  • Por último, la prohibición no educa. De hecho ahí está el cannabis, que es la droga ilegal más consumida. Educa la información realista, el porqué unos se hacen adictos y otros no, conocer la cara que no ven de las drogas y cómo se llega ella, la comunicación y dar un buen ejemplo

Tomar drogas pasa una factura muy alta. Si crees que tu hijo consume estupefacientes, es el momento de sentarse a hablar con él. Asesórese en un especialista.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Llamar ahora