Existen muchos conceptos en torno a las drogas. Tolerancia, dependencia, adicción… suelen confundirse entre sí, pero tienen diferencias claras. En este post te vamos a contar la diferencia entre tolerancia y dependencia

Definición de tolerancia

Entendemos por tolerancia, cuando el cuerpo se acostumbra al consumo de una sustancia y comienza a necesitar cada vez dosis mayores para sentir los mismos efectos que se sentían con los primeros consumos. 

La tolerancia, es básicamente lo que acabará definiendo la dependencia y la posterior adicción a la sustancia. Cuando el consumo comienza aumentar en dosis y en frecuencia, los efectos de la tolerancia se van haciendo visibles. Aún no podemos hablar de adicción, pero el riesgo de llegar a padecerla es mayor en personas que ya presentan cierta “resistencia” a alguna sustancia. 

Si el grado de tolerancia es muy avanzado, los efectos del síndrome de abstinencia pueden aparecer cuando se interrumpe el consumo por un tiempo. Si esto ocurre, estaríamos hablando de dependencia física, lo cual te contaremos en el siguiente apartado. 

Definición de dependencia

Se trata de un estado físico y psicológico derivado del consumo de drogas. Por regla general, se suele pensar que la dependencia únicamente se da a nivel psicológico, pero lo cierto es que la dependencia física también es muy fuerte. 

Las drogas son muy adictivas por la dependencia que crean. Todas ellas crean dependencia física aunque su grado de afección es diferente dependiendo del tipo de sustancia que sea, pero la dependencia psicológica afecta casi por igual. El cerebro se acostumbra a consumir y sin las drogas, no puede funcionar correctamente. 

Podemos diferenciar entre: 

  • Dependencia Física: Es el término más relacionado con la tolerancia. El cerebro se ha acostumbrado a consumir, y sus mecanismos de sinapsis neuronal se modifican. Necesita la sustancia para funcionar correctamente. Si se suprime el consumo, aparece cierto malestar, lo cual se conoce como síndrome de abstinencia
  • Dependencia Psicológica: Las drogas producen una sensación de placer en el cerebro, la cual necesita repetir. Cuando el consumidor no toma la sustancia, el cerebro la pide y si no la consigue, aparece cierto malestar. Esto provoca que el individuo acabe consumiendo de nuevo para paliar ese malestar que siente. El cerebro se autoengaña creyendo que la sustancia es necesaria. 
  • Dependencia Social: La presión social también juega un papel importante en la dependencia. Numerosos expertos creen que el sentimiento de pertenencia a un grupo acaba convirtiendo el consumo de drogas en una necesidad.

Diferencia entre tolerancia y dependencia

Para que entiendas mejor cómo afecta cada etapa, te contamos las diferencias básicas entre tolerancia y dependencia:

  • Cuando hablamos de tolerancia, es posible que aún no se haya desarrollado una adicción. Aunque el peligro siempre está ahí. Podríamos decir que se trata de una etapa inicial en la adicción a las drogas, mientras que si existe dependencia (tanto física como psicológica) sí que hablamos de que existe una adicción. 
  • La tolerancia es tan sólo un estado físico, mientras que la dependencia afecta tanto a nivel físico como a nivel psicológico. Incluso hay expertos que hablan de la existencia de una dependencia social a las drogas. 
  • La tolerancia puede darse sin dependencia, pero la dependencia no aparece si no se ha desarrollado tolerancia a las drogas con anterioridad. A mayor consumo, mayor es la necesidad de seguir consumiendo. 
  • La dependencia necesita de tratamiento psicológico para superarla, mientras que la tolerancia disminuye cuando el consumo se interrumpe durante un largo periodo de tiempo. 

Reconocer estas etapas a tiempo, puede evitar que aparezca la adicción propiamente dicha, y sus consecuencias tan negativas para la salud. La ayuda especializada en estos casos, es la mejor mano que puedes encontrar. 

Tratamiento de adicción a las drogas

Para superar la dependencia, es esencial realizar un tratamiento de adicción a las drogas, que ayudará al paciente a recuperar su vida y mantenerse alejado del consumo, sobre todo para evitar recaídas. En este tipo de tratamientos el adicto aprende a vivir sin sustancias, y a manejar aquellas situaciones en las que puede sentirse tentado de volver a caer en las redes del consumo. 

En Tibbon, contamos con los mejores especialistas en el tratamiento de adicciones, además de contar con un equipo de adictos recuperados entre nuestros especialistas que consiguen, mediante su propia experiencia con las drogas, que nuestros pacientes tengan un modelo a seguir para lograr su completa rehabilitación. 

Contacta con nosotros sin compromiso. La primera consulta es gratuita.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Llamar ahora