El peligro de sufrir una recaída cuando se está pasando por un proceso de rehabilitación de adicciones es latente. El seguimiento de los consejos de los terapeutas y la constancia para conseguir objetivos es clave para evitarlo. La recaída puede aparecer incluso años después de haber terminado el tratamiento. Sigue estos consejos para evitar una recaída en las drogas y sigue una vida sana. 

 

Consejos para evitar una recaída

Cuando una persona está en proceso de rehabilitación de su adicción, existe la posibilidad de sufrir una recaída si no se sigue el tratamiento y las pautas de los profesionales cómo se debe. 

Una recaída es mucho más probable que ocurra durante los primeros meses de tratamiento, pero no hay que olvidar que la adicción es una enfermedad y esto puede ocurrir incluso mucho tiempo después de haber finalizado el tratamiento. A continuación te traemos unos consejos para que puedas evitar una recaída en las drogas. 

 

La adicción es una enfermedad crónica. No te la tomes a la ligera

Una adicción no se cura. Se trata de una enfermedad crónica con la cual se aprende a vivir, pero nunca se dejará de ser un adicto. Una persona con adicción al alcohol nunca podrá volver a tomar ni una gota, puesto que esto se consideraría una recaída y podría volver a desencadenar todos los problemas que se habrían superado. 

No importa el tiempo que lleves sin consumir. Si no se identifican las señales y no se hace uso de las herramientas que se han aprendido durante el proceso de desintoxicación, la recaída puede suceder en cualquier momento. Se trata de construir una nueva vida con hábitos diferentes para evitar caer en el consumo de nuevo.

 

Tu vida de antes es el problema. Cambia todos tus hábitos

Cuando pasa un tiempo después del tratamiento, todo parece muy bonito. Te sientes bien, has abandonado tu vida de consumo, has eliminado tu círculo social que te incitaba a consumir y comienzas a construir una nueva vida lejos de las adicciones. 

El problema se hace aparente cuando comienzas a tomas las mismas decisiones que tomabas cuando consumías. Tu cerebro te guía hacia el consumo aunque tu no te des cuenta. No puedes recuperar la vida que llevabas antes ni actuar de la misma forma. Necesitas un cambio radical. 

Vas a poder hacer de todo salvo estar en situaciones en las que solias consumir o relacionarte que compartia tu hábito. No tengas miedo a cambiar de vida. Tu yo del futuro te lo agradecerá y te sentirás mejor contigo mismo. 

 

Tu comportamiento tiene mucho que decir. Evita actitudes tóxicas

Es importante que hayas aprendido a identificar tus comportamientos tóxicos y a gestionar esas situaciones de una forma diferente. Volver a ser el de antes te hará caer en el consumo de nuevo. 

Cuando repites las mismas conductas y te dejas invadir por los mismos pensamientos, tu cerebro vuelve a tener síntomas de la enfermedad. No mientas, busca nuevas actividades que te hagan evadirte. Tampoco dejes de hacer aquellas cosas que comenzaste con tu tratamiento. Si haces deporte para calmar tu ansiedad, no lo abandones. Si utilizas la lectura cómo método de evasión continua con ello. La clave para superar tu enfermedad es ser constante con lo que has aprendido en terapia. 

 

Si necesitas ayuda con tu recuperación, en Tibbon podemos ayudarte. Contamos con los mejores profesionales en el tratamiento de adicciones que te ayudarán a superar tu enfermedad. La primera consulta es gratuita. 

¿Te ha gustado el artículo?
Consejos para evitar una recaída en las drogas

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

0 Comentarios

Llamar ahora