En la educación del desarrollo integral de una persona tienen que colaborar varios agentes y los que tienen más peso en la educación son la escuela y la familia.  El entorno familiar es el lugar más importante para hacer prevención porque no es algo puntual ni de un momento, sino que se vive como un proceso. Así es como mejor funciona. A continuación, te ofrecemos algunas estrategias sobre sobre cómo prevenir el consumo de drogas en tu familia.

 

Cómo prevenir el consumo de drogas en tu familia

Hoy día se hace mucha prevención contra las drogas en la escuela. Pero ese esfuerzo no puede quedar cojo, sino que hay que reforzarlo desde casa. El papel de la familia es muy importante a la hora de prevenir el consumo de drogas.  ¿Cómo podemos abordar en casa el problema de la drogadicción para que sea preventivo?

 

1. Hablar del tema desde la normalización

La drogadicción es una enfermedad. No hay que marginar a los drogadictos. Si en el entorno familiar ha habido algún caso, habla abiertamente del tema.

No se debe tratar como un tema especial sino como un tema más en su educación. Mejor muéstrales por qué está en contra del consumo. No hay que escandalizarse. Dales argumentos sólidos y acordes a la edad que tengan. Esto les proporciona habilidades para:

  • sean más resistentes a la presión de la calle y del grupo de amigos para el inicio al consumo
  • no tengan rasgos de personalidad que son factores de riesgo del consumo de sustancias adictivas. Hará que no sean tan prepotentes, que tengan más confianza en ellos mismos, que no se sientan tan atraídos por las situaciones de riesgo, que no necesiten llamar la atención, que no consuman para parecerse al los adultos si son drogas legales, o para autoafirmarse por oposición a nosotros. Potencia también su autoestima.  

 

2. Ayúdales a identificar las influencias que proceden de los medios de comunicación

Hay que fomentar la resistencia a los mass media. Que puedan identificar cuándo se les incita al consumo. Cuando detectes anuncios en la tele que no te parezcan adecuados, analízalo con ellos.

Analiza e interpreta con ellos informaciones de actualidad, noticias del telediario y anuncios. En el fútbol, por ejemplo, los anuncios de apuestas. La ludopatía es una drogadicción.

 

3. Infórmate para poder hablarles desde el conocimiento

Los hijos piensan que los padres no tienen ni idea de este tema. Esto hace que desconfíen de la opinión que les de. Háblales de cosas concretas, que vean que conoce el tema. Incluso cuéntales experiencias personales al respecto según su edad.

Infórmate también para conocer el conjunto de los elementos que contribuyen al inicio en el consumo. Así comprenderemos mejor el fenómeno de las drogodependencias.

 

4. Si no consumes alcohol ni tabaco, cuéntales por qué

Explícales por qué toma o no. Es importante que sepan el estilo de vida que tiene y a qué se debe. A veces queremos conocer a nuestros hijos, pero no les dejamos que nos conozcan a nosotros.

Hay que reducir el consumo de drogas legales en el caso de que sí consumas. 

 

5. Háblale desde los procesos

Explícales las consecuencias de drogarse a corto y largo plazo. Cuéntale cómo es el idilio con los estupefacientes y cómo se van haciendo con uno hasta que se pierde el control sobre ellos.

 

6. Relaciónalo con la problemática social

No partas desde la marginación y desde lo morboso. Cuéntales cómo afecta la droga en casa, si conoces algún caso. Cómo se vuelven las personas drogadictas con su entorno, desde los primeros consumos a cómo se termina viviendo en un cajero. Hazles reflexionar sobre cuántos delincuentes están en la cárcel por culpa de las drogas, por comportamientos que no realizarían si no se hubieran drogado. Háblales de los accidentes de tráfico.

 

como saber si mi hijo consume drogas

 

7. Fomenta las actividades de prevención

Facilítales el contacto con ONG o asociaciones juveniles para que hagan cosas que les involucren en mejorar su sociedad.

 

8. La cultura cinematográfica puede ayudar

Pon películas en casa que sean interesantes y que muestren la drogadicción desde la enfermedad, no desde la permisividad.

Ponles Réquiem por un sueño, Cosas que perdimos en el fuego, por dar un par de ejemplos. Son películas que harán reflexionar a toda la familia.

 

9. No reprimas sus ideas, escúchales tranquilamente

Es una forma de saber sus opiniones y si su información sobre el tema está condicionado por mitos, falsas creencias  y estereotipos. La cultura de la droga es muy atractiva a ciertas edades y es importante saber qué tienen en la cabeza sobre el tema.  

 

10. Dedicar más tiempo

Para hablar con nuestros seres queridos hay que pasar tiempo con ellos. La calidad del tiempo que pasamos es muy importante. Revisa las comidas que hacéis juntos y las salidas que compartís.

El diálogo, el cariño, la empatía y la creatividad hace que la educación sobre drogas sea posible en la familia.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Llamar ahora