¿Te llamamos?

Dejar la Cocaína

Tibbon es un centro especializado en desintoxicación de la cocaína. Esta droga, caracterizada por ser una de las más adictivas tras su consumo, tiene unas consecuencias muy graves para la salud. Los efectos de la cocaína abarcan desde pérdida de funciones vitales y enfermedades como el SIDA o hepatitis b, hasta episodios de paranoia, depresión, irritabilidad, etc.

El tratamiento para dejar la cocaína comienza con un detallado estudio de la situación en la que se encuentra el paciente. Tras exámenes, tanto a nivel físico como psicológico, se plantean los pasos a seguir para que el paciente logre acabar con su adicción. A través de los métodos que llevan a cabo nuestros profesionales con más de 10 años tratando adicciones, el paciente conoce cómo desintoxicarse de la cocaína. La ayuda profesional es fundamental en estos casos, pero lo más importante es que el paciente logre sus metas.

Si necesitas ayuda para dejar la cocaína, ponte en contacto con nosotros. Resolveremos todas las dudas que tengas sobre el tratamiento contra la cocaína.

Pasos a seguir para dejar la cocaína

1: Desintoxicación

Se lleva a cabo bajo una estrecha supervisión y en relación constante con el equipo médico. En esta fase y de forma temporal, el paciente puede recibir medicación de apoyo para evitar que aparezca el síndrome de abstinencia.

2: Deshabituación

Implica romper el aspecto comportamental del consumo y cambiar las circunstancias ambientales y personales que contribuyen al mismo. El cambio conductual consiste en la erradicación de hábitos nocivos relacionados con el consumo de sustancias y sustitución por otros, ajenos a situaciones que conlleven riesgo, en evitación de estímulos condicionados.

3: Rehabilitación

Para alcanzar los objetivos terapéuticos es imprescindible la implicación del entorno familiar, se sustenta en las terapias individuales y/o grupales y grupos de discusión terapéutica. Persigue el desarrollo de habilidades y estrategias que permitan al paciente recuperar capacidades personales desestructuradas como consecuencia del consumo.

4: Reinserción

El proceso termina con la capacitación del paciente, de modo que pueda aprovechar las mismas oportunidades que cualquier persona de su grupo de pertenencia. El paciente se incorpora plenamente a su entorno familiar, laboral y social.

Infórmate sin compromiso

Llámanos al 652 588 916 o déjanos tus datos

Ventajas de estar con nosotros

Atención personalizada para cada paciente

Adaptación del mejor método según la situación de cada paciente

Profesionales con más de 10 años de experiencia

Teléfono de ayuda a las 24h del día

Terapias de grupo dedicadas al bienestar de los familiares del paciente

Metodología actualizada y adaptada a los cambios


Yo he recuperado a un padre. A una madre. A un hermano. Y una vida que tenía. A eso se le llama rehabilitación. Gracias a esta enfermedad, me he conocido por fin a mí mismo. Conociéndome, he podido darle valor a todo: a la pareja, a los amigos, a los días… Y en mi recuperación me he encontrado. Al que fui. Al que conocí cuando era muy pequeñito. A ese que era antes de mi primera raya a los 14 años, en una Nochevieja…


Testimonio Anónimo

Paciente de Tibbon, centro para el tratamiento de las adicciones

¿Cuáles son los efectos de consumir cocaína?

Es la sustancia que presenta una mayor capacidad para producir refuerzo positivo y como la duración del efecto es corto, favorece la dependencia rápida y desarrolla la tolerancia, necesidad de aumentar la dosis consumida. Por tanto es una de las drogas adictivas más potentes. Generalmente, va asociada al consumo de otras sustancias, sobre todo, el alcohol y los ansiolíticos.

Por los cambios cerebrales que el consumo de drogas produce, lo que puede comenzar siendo un hábito asociado popularmente  a la “diversión”, termina siendo la prioridad para el organismo, que pasará por encima de cualquier cosa  para consumir, llegando a convertirse en un particular infierno. Es un trastorno que se caracteriza por la pérdida de control. Y esta pérdida afecta no sólo al consumidor sino que puede llegar a arrasar con todo su entorno: familia, amigos y trabajo.  Las consecuencias pueden ser devastadoras.

Es una sustancia que puede estar detrás de otros comportamientos  obsesivos como los celos, delictivos como la violencia y el maltrato y compulsivos relacionados con las compras excesivas, el sexo, los celos, el juego patológico  y otras “adicciones no tóxicas o adicciones sin sustancias.

¿Tienes dudas? Te escuchamos