¿Te llamamos?

Adicción al Cannabis

Tibbon es un centro de desintoxicación de cannabis cuyo objetivo es ayudar a alcanzar las metas de nuestros pacientes. Hoy en día existe la creencia de que dejar los porros es súmamente fácil. Su consumo es muy habitual, sobre todo en adolescentes. Sin embargo, el cannabis es un droga psicoactiva muy adictiva y que puede llevar al consumo de otras sustancias.

Los beneficios de dejar los porros son muy numerosos, pues se trata de un estupefaciente que puede desencadenar trastornos psiquiátricos de tipo esquizofrénico. La desintoxicación de cannabis es uno de nuestros tratamientos, donde el paciente se convierte en nuestra prioridad. Durante las primeras fases, estudiamos detenidamente la situación del paciente. Desde ese momento, el paciente obtiene una atención personalizada y planeada especialmente para él.

Pasos a seguir para dejar el cannabis

1: Desintoxicación

Se lleva a cabo bajo una estrecha supervisión y en relación constante con el equipo médico. En esta fase y de forma temporal, el paciente puede recibir medicación de apoyo para evitar que aparezca el síndrome de abstinencia.

2: Deshabituación

Implica romper el aspecto comportamental del consumo y cambiar las circunstancias ambientales y personales que contribuyen al mismo. El cambio conductual consiste en la erradicación de hábitos nocivos relacionados con el consumo de sustancias y sustitución por otros, ajenos a situaciones que conlleven riesgo, en evitación de estímulos condicionados.

3: Rehabilitación

Para alcanzar los objetivos terapéuticos es imprescindible la implicación del entorno familiar, se sustenta en las terapias individuales y/o grupales y grupos de discusión terapéutica. Persigue el desarrollo de habilidades y estrategias que permitan al paciente recuperar capacidades personales desestructuradas como consecuencia del consumo.

4: Reinserción

El proceso termina con la capacitación del paciente, de modo que pueda aprovechar las mismas oportunidades que cualquier persona de su grupo de pertenencia. El paciente se incorpora plenamente a su entorno familiar, laboral y social.

Infórmate sin compromiso

Llámanos al 652 588 916 o déjanos tus datos

Ventajas de estar con nosotros

Atención personalizada para cada paciente

Adaptación del mejor método según la situación de cada paciente

Profesionales con más de 10 años de experiencia

Teléfono de ayuda a las 24h del día

Terapias de grupo dedicadas al bienestar de los familiares del paciente

Metodología actualizada y adaptada a los cambios


Yo he recuperado a un padre. A una madre. A un hermano. Y una vida que tenía. A eso se le llama rehabilitación. Gracias a esta enfermedad, me he conocido por fin a mí mismo. Conociéndome, he podido darle valor a todo: a la pareja, a los amigos, a los días… Y en mi recuperación me he encontrado. Al que fui. Al que conocí cuando era muy pequeñito. A ese que era antes de mi primera raya a los 14 años, en una Nochevieja…


Testimonio Anónimo

Paciente de Tibbon, centro para el tratamiento de las adicciones

Esta droga es una enfermedad grave que da lugar a trastornos mentales

Con los años, si se mantiene el consumo se pueden desarrollar trastornos de todo tipo. La adicción depende de múltiples factores y del tipo de hábitos que se establezcan con la sustancia y de su abuso. No se sabe cuándo alguien  se convierte en adicto, pero la dependencia se va desarrollando. Por ejemplo, es posible que un joven que ha probado el cannabis para experimentar sólo fume porros de vez en cuando asociándolo a la diversión, para salir y que con el paso de los años aumente las excusas para fumar más, por ejemplo, para dormir, porque creerá que duerme mejor. Tener el hábito de fumar por las noches será un abuso y además es una de las trampas de la dependencia. Se fuma para quitar la ansiedad que  no estar tomando droga provoca, al igual que con el tabaco, que se fuma porque “tranquiliza” En realidad, lo que sucede es que el organismo se hizo dependiente y se fuma para calmar el estado negativo que no fumar provoca. El organismo se relaja al tomar su dosis. Como esta trampa, el drogadicto caerá en otras y tendrá muchas más excusas como esta de forma mas o menos consciente. Pero lo que hay detrás de todas es la dependencia y la adicción. Este proceso puede ir muy rápido o muy lento. Por eso, al centro de tratamiento llegan personas adictas al cannabis de todo tipo de edades.

¿Tienes dudas? Te escuchamos