CATEGORIAS



Síndrome de abstinencia benzodiacepinas

Muchos medicamentos y consumo prolongado de sustancias, bebidas o actividades pueden provocar la adicción de las mismas. La abstinencia aparece cuando la persona deja de consumir estas sustancias provocando una serie de reacciones tanto físicas como corporales.

En el caso de las benzodiacepinas, fármaco generalmente usado para reducir los problemas de ansiedad, estas tienen la capacidad de generar adicción tras un consumo continuado, ya que las benzodiacepinas llegan a ser toleradas , lo que da lugar a que para conseguir los mismos efectos los sujetos deben aumentar progresivamente la dosis de este medicamento.

Las benzodiacepinas presentan un periodo bastante reducido a la hora de causar adicción, ya que la adicción a esta sustancia puede aparecer al cabo de aproximadamente un consumo de 3 meses. Además tal y como indica un especialista en este ámbito, los últimos estudios afirman que en España se toman 90 dosis diarias por cada 1.000 habitantes, esto supone que las personas los toman no durante dos a cuatro meses sino durante año, lo cual aumenta el número de personas que presentan dependencia a este medicamento.

Los síntomas que presenta la abstinencia a las benzodiacepinas es entre otro muchos síntomas la ansiedad, insomnio, palpitaciones, visión borrosa, calambres musculares, taquicardia, etc. Generalmente estos síntomas pueden aparecer entre la primera semana después de la última administración del medicamento.

El síndrome de abstinencia de las benzodiacepinas es muy parecido o similar a la abstinencia producida por el alcohol o los generados por los barbitúricos. La abstinencia de las benzodiacepinas puede reducirse de manera progresiva, reduciendo la dosis gradualmente, no siendo recomendable suspender su consumo de manera violenta y radical.

Cómo dejar las benzodiacepinas

La mejor forma de dejar las benzodiacepinas cuando estas han causado adicción, es llevarlo a cabo de manera gradual. Este proceso consiste en reducir progresivamente la cantidad de dosis consumida diariamente. De manera que el cuerpo se vaya adaptando progresivamente a la reducción de dicha cantidad de medicamento para poder así evitar el síndrome de abstinencia.

Al consistir este tratamiento en la reducción progresiva, el periodo de tiempo que se emplee dependerá de la cantidad de fármaco que se consuma antes de su implantación.

Debido a que la adicción a las benzodiacepinas causan efectos como la alteración de la memoria, interrumpen el sueño, alteran la concentración, etc. Es conveniente y aconsejable que si presentas este tipo de adicciones o conoces a alguien que lo padezca es mejor que la persona se ponga en manos de un profesional que le sepa guiar en este proceso y adapte las dosis más convenientes a la hora de reducir la cantidad de este fármaco que el paciente debe consumir.

Sobredosis de benzodiacepinas

La sobredosis de este tipo de fármacos puede llegar a provocar depresión respiratoria que podría degenerar en la muerte. Además de que el consumo prolongado de este medicamento aumenta el riesgo de padecer Alzheimer, e incluso estudios indican que el consumo a largo plazo de las benzodiacepinas pueden aumentar la probabilidad de padecer cáncer, siendo estos elementos adversos potenciados cuando el consumo de las benzodiacepinas se ve acompañado por alcohol u otras sustancias.

Por lo tanto, si crees que podrías estar desarrollando una adicción a las benzodiacepinas o conoces a alguien que pueda estar pasando por esta situación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros que estaremos dispuestos a hacer todo lo necesario.



[contact-form-7 404 "Not Found"]