CATEGORIAS



Qué ocurre al mezclar la cocaína y el alcohol

En el artículo de hoy vamos a tratar el problema de mezclar la cocaína y el alcohol. Muchas personas consumen a la vez cocaína y alcohol en los fines de semana.

Una historia común puede ser la siguiente: Salen de fiesta, es sábado, llevan toda la semana aguantando y quieren desconectar de todo. Llevan ya un par de copas de más encima, pero quieren seguir con la fiesta y para aguantar hasta el amanecer deciden comprar cocaína. ¿Qué les puede pasar? Es fin de semana, todo el mundo lo hace, tampoco es que lo hagan a diario.

Si crees que así corren menos riesgos por consumir y mezclar drogas, como la cocaína y el alcohol, estás muy equivocado.

Cada vez se da más el perfil del consumidor que acabamos de describir, que aunque no se de cuenta es un adicto al alcohol y a la cocaína. Uno de los efectos de la cocaína es su capacidad para enganchar a la gente, y de ahí que sea tan común encontrarse con demasiada frecuencia con casos de personas que no entienden el salir a pasarlo bien sin consumirla y beber alcohol. Esta mezcla en realidad es un cóctel explosivo, una ruleta rusa a la que juegas cada vez que te drogas.

Efectos de mezclar la cocaína y el alcohol

El alcohol es un depresivo del sistema nervioso. Mezclado con cocaína te vuelves ansioso, violento, tu corazón se acelera y estás agresivo. Si encima tienes problemas de colesterol, cualquier día te da un infarto en medio de la pista de baile.

La cocaína no evita los efectos del alcohol, como piensas. Si bebes de más pierdes coordinación, intoxicas tu cuerpo y quemas tus órganos internos, como los riñones. Al combinarlo con cocaína no anulas la borrachera, como piensas. Es cierto que los efectos de la coca son opuestos a los del alcohol, pero esninfando no eliminas el exceso de alcohol de tu cuerpo, sino que lo intoxicas más.

La mezcla de alcohol y cocaína en el cuerpo da lugar a una situación tóxica para el hígado que lo fuerza a trabajar por encima de su rendimiento habitual, generando un estrés que se traduce en afecciones para tu salud. Además, consumiendo a la vez estas dos sustancias aumentas en 18 veces las posibilidades que tienes de sufrir un infarto. Que tu corazón deje de latir en mitad de la discoteca, que te caigas al suelo revolviéndote entre espasmos de dolor y que la gente de tu entorno piense que lo estás pasando bien no debe ser muy agradable.

Esa sensación de control que crees que tienes cuando te viene el subidón de la coca después de haberte pasado de copas es falsa. Esninfar no te espabila, no te refresca, no te calma la borrachera. Es un espejismo que crea tu cerebro. Estás forzando tu cuerpo a trabajar en condiciones tan tóxicas que intentar responder con normalidad se puede traducir en un colapso que se manifieste en forma de derrame cerebral. Lo más probable es que no lo cuentes.

¿Es eso lo que quieres en tus noches de fiesta?

Piénsatelo dos veces antes de mezclar la cocaína y el alcohol y busca una mejor forma de invertir ese dinero.

 

Ayuda

Si después de leer este artículo quieres preguntarnos algo, no dudes en contactar con Tibbon, centro de desintoxicación en Granada, te aclararemos cualquier aspecto relacionado los problemas derivados de las drogas.

Puede ponerse en contacto con nosotros en:

 

Irene Jiménez

 



[contact-form-7 404 "Not Found"]