Apostamos por el ejercicio físico...

En el Centro se recomiendan terapias semanales deportivas. El ejercicio físico ha sido científicamente relacionado con beneficios para la salud y el bienestar incluyendo un mejor estado de ánimo y una reducción de la ansiedad, el estrés y la depresión. De la práctica regular del ejercicio físico se derivan numerosos efectos beneficiosos para sistemas orgánicos como el cardiovascular, el musculoesquelético y el sistema nervioso central. Por todo esto, practicar ejercicio regularmente es una estrategia imprescindible en el tratamiento y la rehabilitación de drogodependientes.

 

Además de las terapias semanales deportivas, se aconsejará la disciplina que mejor se ajuste a cada paciente para su rutina diaria y se diseñará si es necesario un plan específico de progresión. La actividad física, además de mejorar la salud, es amena y divierte a quien la realiza.

Más información

ejercicio-fisico-y-mental

...y el ejercicio mental para una total recuperación

Cada cierto tiempo el Centro ofrece talleres didácticos para aprender sobre la adicción y para que los pacientes refuercen su conciencia de enfermedad. Se tratarán asimismo habilidades sociales y técnicas de prevención de recaídas.

 

También es fundamental aprender técnicas de relajación basadas en la respiración como por ejemplo, el Mindfulness o el Yoga, imprescindibles en cualquier tratamiento de rehabilitación.

Pasos en el tratamiento

1: Desintoxicación

Se lleva a cabo bajo una estrecha supervisión y en relación constante con el equipo médico. En esta fase y de forma temporal, el paciente puede recibir medicación de apoyo para evitar que aparezca el síndrome de abstinencia.

2: Deshabituación

Implica romper el aspecto comportamental del consumo y cambiar las circunstancias ambientales y personales que contribuyen al mismo. El cambio conductual consiste en la erradicación de hábitos nocivos relacionados con el consumo de sustancias y sustitución por otros, ajenos a situaciones que conlleven riesgo, en evitación de estímulos condicionados.

3: Rehabilitación

Para alcanzar los objetivos terapéuticos es imprescindible la implicación del entorno familiar, se sustenta en las terapias individuales y/o grupales y grupos de discusión terapéutica. Persigue el desarrollo de habilidades y estrategias que permitan al paciente recuperar capacidades personales desestructuradas como consecuencia del consumo.

4: Reinserción

El proceso termina con la capacitación del paciente, de modo que pueda aprovechar las mismas oportunidades que cualquier persona de su grupo de pertenencia. El paciente se incorpora plenamente a su entorno familiar, laboral y social.

84% de pacientes dados en alta sin recaídas

Somos el único centro privado de Granada y de Murcia autorizado por la Consejería de Salud como Centro Sanitario para el Tratamiento de Drogodependientes

1ª cita gratuita