Etapas de una adicción

Hoy queremos explicar las diferentes etapas de una adicción por las que pasa una persona hasta convertirse en un adicto a las drogas. El proceso de adicción a las drogas de cualquier persona cuenta con varias etapas y las podemos diferenciar entre el uso – abuso – adicción (dependencia). Antes de hablar de cada estado y etapa de la adicción a las drogas diferenciaremos los términos citados para comprender mejor por qué unas personas se convierten en adictos y otras no.
Solamente una persona externa y especialista en drogodependencias puede concretar en qué estadio se encuentra el consumidor.

Diferencias entre Uso – Abuso – Adicción a las drogas.

 

¿Qué es el uso?

El uso de drogas lo podemos definir como ese patrón de consumo de drogas en el que no se aprecian consecuencias inmediatas sobre el consumidor ni sobre su entorno. Que no se aprecien, no quiere decir que no las haya, sino que no se han detectado en ese momento.
Es muy complicado diferenciar con exactitud un “uso de droga” ya que bien sea por la frecuencia de consumo o cantidad pueden darse casos que parecen que es un uso pequeño sin complicaciones pero que en realidad, si que conlleva un consumo peligroso que puede acabar en abuso o adicción.
Ejemplo: Si un consumidor solo consume los fines de semana pero en gran cantidad puede estar rozando el abuso y un consumidor que consume poca cantidad de droga pero muy a menudo se le puede considerar también como un persona que está abusando de la droga.

¿Qué es el abuso?

Los expertos entienden que el abuso de droga bien sea por frecuencia, cantidad o situación personal deriva en consecuencias negativas tanto para la persona como para su entorno.
Estos conceptos están muy bien definidos en el ámbito de la medicina, pero en el día a día de un consumidor son muy difíciles de diferenciarlas. Podemos afirmar que para que exista abuso de droga debe existir unas pautas marcadas por la repetición una y otra vez de esa conducta que provoca esas consecuencias negativas.
No obstante, es muy importante recalcar lo siguiente: en esta etapa de una adicción, este abuso de droga no implica tolerancia, ni síndrome de abstinencia ni uso compulsivo por parte del consumidor.
El abuso puede darse en periodos pequeños de tiempo, como por ejemplo un gran consumo de cocaína en un fin de semana o puede darse en un periodo largo de tiempo, por ejemplo pequeñas cantidades de alcohol todos los días, provocando en ambos casos consecuencias negativas para el consumidor.

¿Qué es la Adición – Dependencia?

Podemos definir la dependencia como una enfermedad crónica que se caracteriza por el consumo compulsivo de drogas que incapacita a la persona para dejarlas pese a sus consecuencias fatales y evidentes que tiene para él.
Se considera enfermedad ya que la adicción a sustancias psicoactivas afectan al cerebro modificando su funcionamiento en diferentes áreas tales como la de la recompensa, la motivación o la memoria entre otros.
Según la Wikipedia, se afirma que el adicto no controla su adicción, sino que vive en función de ésta: este es el eje y el condicionante de toda su rutina; si trata de salir repentinamente de esta rutina, se ve afectado por problemas de ansiedad y, por lo general, vuelve a caer en el consumo de su adicción, aunque puede dejar de ser adicto después de pasar por una fase llamada «mono».
Podemos afirmar en esta etapas de una adicción que el síntoma más común de un adicto es su grado de tolerancia. Esta tolerancia genera en el adicto la necesidad de consumir cada vez más una cantidad mayor de droga para poder saciar sus ansias ya que la mayoría de las drogas adictivas, directa o indirectamente, atacan al sistema de recompensas del cerebro, inundando el circuito con dopamina.
La dependencia física puede ocurrir con el uso crónico de muchas drogas, incluso cuando se prescribe un uso médico apropiado. Así, la dependencia física en sí misma no constituye adicción, pero a menudo la acompaña.
A nivel médico, sin embargo, un sujeto es adicto si se producen los siguientes factores:

  • Consume drogas compulsivamente.
  • Alta tolerancia a la droga.
  • Pierde el control del consumo, aunque tenga consecuencias negativas.
  • Tiene recaídas después de largos períodos de abstinencia.

 

Etapas de una adicción

En 1991 el Dr. Arnold M. Washton en su libro ‘Querer No es Poder’ establece cinco etapas en el proceso de adicción que pasan por los tres estadios anteriores. Estas etapas son la analogía de una relación de pareja aunque evidentemente sin el final feliz.
Podemos definir estas etapas de una adicción como:

Enamoramiento

Las primeras experiencias con las drogas suelen dejar una huella grabada en esa persona. Si ese primer contacto ha sido agradable, se produce lo que el Dr. Arnold M. Washton denomina enamoramiento y atracción por volver a tomar esa sustancia.
En realidad no es ni más ni menos que una percepción distorsionada de la realidad que emociona ya que normalmente produce una alteración química en el cerebro que genera ese encandilamiento al igual que uno se enamora de una chica/o.

Luna de miel

Cuando el futuro adicto ha aprendido que gracias al consumo de ciertas sustancias y de drogas es capaz de evadirse de los problemas, obtener cierto alivio y placer e incluso borrar los malos sentimientos o dolorosos con algo positivo, es muy sencillo que pase a la fase de “luna de miel”, esto es, que busque constantemente el recurso químico que facilite el cambio.
En esta etapa de la adicción, el adicto ha pasado de un uso de droga considerable a un abuso de droga sin casi darse cuenta ya que siente que posee el control ya que la droga es inofensiva y que gracias a ella se siente mejor.

Traición

En esta etapa es cuando el adicto ha pasado por las dos fases de “uso” y de “abuso” y está empezando aquella de adicción y de dependencia.
Lo que en la etapa anterior parecía que era de color de rosa ya no lo es tanto y empieza a deteriorarse ciertas esferas de su vida, e incluso en ciertas personas el no poder costearse esa adicción le crea la necesidad de hacer cosas que normalmente nunca haría como son diferentes acciones ilícitas.
Es por ello que el doctor denomina a esta etapa Traición.

En la ruina

Esta etapa está caracterizada por la tolerancia que desarrollan los adictos, lo que provoca que cada vez con mayor frecuencia tengan que drogarse más y más para mantener esos efectos positivos y no caigan en los estados de ánimos negativos.
No solo eso, sino que en esta etapa aparece lo que se denomina el síndrome de abstinencia y que provoca un gran malestar cuando el cuerpo del adicto deja de recibir ese placebo. La dependencia física se acrecenta más y más generando este síndrome.

Aprisionados

En esta etapa el adicto ya no tiene ningún control sobre sí mismo y se comporta de manera impulsiva e incontrolada aprisionado por su adicción.
 

Ayuda

 

Si después de leer este artículo sobre las etapas de un adicto quieres preguntarnos algo, no dudes en contactar con Tibbon, centro para el tratamiento de las adicciones, te aclararemos cualquier aspecto relacionado con cómo dejar y salir de la adicción de cualquier sustancia.

 

Puede ponerse en contacto con nosotros en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *