CATEGORIAS



Efectos secundarios de las benzodiacepinas

 

El uso de las benzodiacepinas no se controla  hoy en día, pues se abusan de ellas y pueden producir graves trastornos. Los efectos secundarios de las benzodiacepinas son muy numerosos y de naturaleza tanto física como psicológica. Además, al incrementar su uso, los efectos secundarios de las benzodiacepinas se agravan y llegan a ser el causante de otras enfermedades que no se padecían anteriormente.

La sociedad aún no se ha dado cuenta de lo peligroso que resulta el tratar un problema con una “solución” que puede causar otro problema. Las benzodiacepinas son una droga, y como tal, no deberían utilizarse con frecuencia. Tanto la frecuencia de uso como el aumento del uso, provocan graves efectos secundarios de las benzodiacepinas.

Los efectos secundarios de las benzodiacepinas que se nombran a continuación son sólo un resumen de la amplísima lista que los componen. Son efectos incontrolados que, dependiendo de la persona, pueden afectar más o menos. Pero lo que sí es seguro es que afectarán.

 

Efectos secundarios de las benzodiacepinas por frecuencia de uso

 

Las benzodiacepinas normalmente recetadas por los médicos son para tratar ansiedad, insomnio, etc. Se trata básicamente de “tranquilizantes” y su uso frecuente provoca los siguientes efectos secundarios:

 

  • Físicos

En cuanto a los efectos secundarios de las benzodiacepinas por su uso frecuente, encontramos los relacionados con el ámbito físico: sueño prolongado, respiración impedida, coma, etc. Incluso una sobredosis de benzodiacepinas o una combinación con el alcohol puede causar la muerte.

 

  • Psicológicos y sociales

Este tipo de efectos secundarios de las benzodiacepinas suelen ser más común y numerosos. Entre ellos encontramos: reducción de la actividad mental y sus reflejos, somnolencia, letargo, pérdida de memoria, desinhibición, actitud paranoica caótica, agresividad, comportamientos agresivos, etc.

Estos efectos secundarios de las benzodiacepinas aparecen por su uso frecuentado, sin embargo no podemos sobrepasar las recomendaciones del médico. Incluso antes de llegar a tratar nuestros problemas con benzodiacepinas, sería conveniente intentar encontrar otra solución al problema. Otra solución que no requiera del uso de benzodiacepinas.

 

Efectos secundarios de las benzodiacepinas por aumento de su uso

 

E incremento de uso de las benzodiacepinas puede ser un signo de dependencia. Utilizar las benzodiacepinas fuera de las recomendaciones médicas resulta muy peligroso y puede provocar los siguientes efectos secundarios:

 

  • Físicos

No difieren mucho de los efectos secundarios de las benzodiacepinas por frecuencia de uso. Pueden causar muerte por una sobredosis o una mala combinación con el alcohol.

 

  • Psicológicos y sociales

En este caso, la lista de efectos secundarios de las benzodiacepinas por incremento de uso se amplía bastante. Dos de las más numerosas enfermedades que tratan las benzodiacepinas son la depresión y la ansiedad. Sin embargo y, paradójicamente, un aumento del uso de las benzodiacepinas puede causar depresión y ansiedad. Sumados a estos efectos, también encontramos: déficit de atención, pérdida del sueño, pérdida del control voluntario, tolerancia, etc.

 

Efectos secundarios de las benzodiacepinas por retirada de su uso

 

Acostumbrado nuestro cuerpo a los efectos de las benzodiacepinas, es normal que si por recomendación médica se deben dejar, aparezcan algunos síntomas que hacen referencia al síndrome de retirada.

Entre los efectos secundarios de las benzodiacepinas relacionados con la retirada de uso, encontramos: convulsiones (generalmente fatales), insomnio, disforia, ansiedad, irritabilidad, depresión, malestar, concentración disminuida, espasmos musculares, temblores, despersonalización, náuseas, vómitos, jaquecas, etc.

En actuaciones prolongadas,  el síndrome de retirada puede manifestarse hasta tres semanas después después del uso de las benzodiacepinas. En cambio, si el uso de éstas ha sido por corta duración, puede manifestarse incluso hasta unas pocas horas después de haber finalizado.

Las benzodiacepinas pueden utilizarse en momentos clave de alguna enfermedad que se quiera tratar. Sin embargo, no son recomendables debido a su alto grado de adicción y a sus efectos secundarios.

 

Ayuda

Si después de leer este artículo quieres preguntarnos algo, no dudes en contactar con Tibbon, centro de desintoxicación en Granada, te aclararemos cualquier aspecto relacionado con los problemas derivados de las benzodiacepinas.

Puede ponerse en contacto con nosotros en:

 



[contact-form-7 404 "Not Found"]