Efectos de la heroína

La heroína es una de las drogas más mortíferas y adictivas que existen. Su consumo estuvo muy extendido en los años 80, dejando detrás innumerables víctimas y personas que aún hoy en día siguen sufriendo sus efectos.
Es importante detectar a tiempo si alguien cercano está consumiendo este tipo de droga. Los daños son irreparables en la mayoría de las veces, y su desintoxicación requiere de ayuda profesional. En el post de hoy queremos informarte sobre qué es y cuáles son sus efectos.
 

¿Qué tipo de droga es la heroína?

 
Se trata de una droga de tipo opiáceo que se elabora a partir de la morfina. La sustancia se presenta en forma de polvo blanco o marrón y su forma de consumirla puede ser inyectada, inhalada o fumada.
En sus inicios, se comercializaba como un remedio para la tos y además se promocionaba como una droga recreativa que prometía ser menor tanto en adicción como en efectos que la morfina alrededor del año 1898. Su comercialización se suspendió en 1924 en América, pues se descubrió su gran potencial adictivo y sus efectos muy graves a largo plazo en el organismo.
Su acción es casi inmediata, es una de las razones de su alto grado de adicción. La tolerancia que desarrollan las personas que consumen esta droga de forma habitual llega hasta tal punto que cada dosis que toman necesitarán una más fuerte y con menos tiempo entre ellas.
Uno de los grandes problemas que conlleva la adicción a esta droga es que su desintoxicación es muy complicada, pues su abstinencia provoca muchos dolores en el paciente y generalmente suele necesitarse ayuda de profesionales expertos en tratamientos de desintoxicación para reducir los síntomas. Su síndrome de abstinencia de la heroína es uno de los más duros de entre todas las drogas para el adicto.
 

Efectos de la heroína

 
Puesto que es una de las drogas más adictivas que se conocen, debemos distinguir entre los efectos a largo plazo y a corto plazo.
La sensación de euforia que describen sus consumidores puede llegar en cuestión de segundos, depende de la persona. Como efectos a corto plazo, los que consumen esta droga pueden experimentar:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sequedad en la boca
  • Enrojecimiento de la piel
  • Pesadez en piernas y brazos
  • Alternancia entre estar consciente y adormilado

En el caso de consumo prolongado, los efectos pueden ser:

  • Insomnio
  • Infecciones del corazón
  • Estreñimiento
  • Daños nasales (consumo por inhalación)
  • Enfermedades en hígado y riñones
  • Diversos trastornos mentales

Como mencionamos en el apartado anterior, la desintoxicación con esta droga no es una tarea fácil. La interrupción repentina de su consumo puede provocar los siguientes efectos en la persona adicta a la droga:

  • Fuertes dolores musculares
  • Fuertes dolores en los huesos
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Inquietud
  • Problemas para dormir

Además, como ocurre con otras drogas, un consumo excesivo puede provocar una sobredosis que puede llevar a la muerte. En ocasiones, esta sobredosis suele contrarrestarse con un fármaco, la metadona.
La potencialidad de estos efectos está causada porque es una droga que afecta directamente al cerebro y especialmente a aquellas zonas asociadas con la sensación de dolor y de placer. Es por ello que los consumidores buscan inmediatamente otras dosis, pues su consumo puede volverse adictivo prácticamente desde la primera vez. Además están demostrados sus efectos físicos en el propio cerebro, concretamente la pérdida de materia blanca. Esto afecta directamente a la capacidad de tomar decisiones, el comportamiento y cómo responden los consumidores a situaciones de estrés.
 

Ayuda

Si después de leer este artículo quieres preguntarnos algo, no dudes en contactar con Tibbon, centro de desintoxicación en Granada, te aclararemos cualquier aspecto relacionado con los problemas derivados de esta droga.

Puede ponerse en contacto con nosotros en:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *