CATEGORIAS



Diferencia entre drogas duras y blandas

Existe una clasificación que diferencia entre drogas duras y blandas a las sustancias adictivas. Debemos dejar claro que aunque exista esta clasificación de las drogas, todas son dañinas y terminan por crear dependencia hacia ellas.

 

Clasificación de las drogas duras y blandas

 

Quizá hayas escuchado una clasificación que se hace entre las drogas y que se relaciona con su peligrosidad. Es muy probable que la diferencia entre drogas duras y blandas radique en el tiempo en que la adicción invade a la persona que las consume y la gravedad del daño físico que le puede producir. Podemos determinar tres factores que, actuando juntos, determinan las características dañinas de las drogas:

  • Daño directo y físico: se centra sobre todo en saber en qué órganos vitales del ser humano afecta la droga y cómo de importante es tal daño. Se tiene en cuenta también el modo de administrarse la droga, como por ejemplo la vía intravenosa. Ésta es uno de los modos más peligrosos de consumir drogas.
  • Dependencia: aparece por el consumo crónico de la droga. Se puede dar el caso de producirse dependencia con y sin síndromes de abstinencia.
  • Daño indirecto y social: son los daños colaterales que produce el consumo de drogas. Por ejemplo, el alcohol es una de las drogas que más daños sociales produce debido, sobre todo, a su condición legal.

No existe una distinción objetiva que haga la diferencia entre drogas duras y blandas, pero estos factores resultan orientativos al respecto. Estudios sugieren que hay tres estadios (A, B Y C) para clasificar las drogas. Pero una clasificación más convencional realiza una diferenciación entre drogas duras y blandas.

 

Drogas duras

 

Según expertos, las drogas duras son drogas psicoactivas, que son altamente adictivas para sus consumidores habituales. Son las que más daños causan también, no sólo a corto plazo sino también tras su consumo crónico. Algunas drogas que se consideran suras son:

 

  • Heroína
  • Cocaína
  • Metadona
  • Alcohol
  • Barbitúricos
  • Benzodiacepinas
  • Anfetaminas

 

Drogas blandas

 

El uso de drogas blandas se asocia a un número reducido de peligros. Sin embargo, siguen siendo una droga aunque sean mínimamente adictivas. Esta adicción puede desarrollarse por su consumo prolongado en el tiempo. Algunas de las drogas blandas con las que nos podemos encontrar son:

 

  • Popper
  • Esteroides
  • Cannabis
  • Disolventes
  • Khat

 

En España no es necesario una clasificación de tal tipo de cara a la justicia. Por ejemplo, el alcohol y las benzodiacepinas se consideran legales, siempre que su consumo entre dentro de lo permitido. Y sin embargo, se encuentran entre las drogas más dañinas para el individuo y su entorno. Influye también la época y el contexto en el que se de el consumo. En el caso de las anfetaminas, éstas antiguamente no se consideraban una droga dura ya que se suministraban por prescripción médica. El carácter social afecta directamente a la clasificación entre drogas duras y blandas.

Muchos son los profesionales que sugieren que esta clasificación está en desuso, debido a las contrariedades que podemos encontrar. El caso de que las drogas legales sean de las más dañinas pone en tela de juicio la legalidad vigente.

Independientemente del tipo de droga que se pueda consumir, son a su finalidad sustancias adictivas y que pueden arruinar tu vida, tu salud, tus relaciones, etc. A la larga, la adicción se produce de una forma u otra. Las drogas son drogas, sean sus efectos más graves y directos a corto o largo plazo.

 

Ayuda

Si después de leer este artículo quieres preguntarnos algo, no dudes en contactar con Tibbon, centro de desintoxicación en Granada, te aclararemos cualquier aspecto relacionado con los problemas derivados del alcohol.

Puede ponerse en contacto con nosotros en:

 



[contact-form-7 404 "Not Found"]